Mejora Continua

Todas las traducciones efectuadas por esta empresa de traducción están sujetas a un Control de Calidad cuyo resultado se comunica a los glosaristas, traductores y revisores. Incluso antes de que se adjudique la traducción, se selecciona el glosario que se va a utilizar y, si se diera el caso, se añaden los términos nuevos constantes en los textos que se debe traducir. El glosario es a continuación verificado (CQ1).

Una vez se ha finalizado la traducción, el propio traductor realiza una lectura para mejorar el texto donde sea necesario. A continuación, la traducción es entregada al revisor. Este analiza los dos textos: el original y la traducción y corrige los errores restantes (CQ2).

Finalmente, el gestor del proyecto verifica los formatos y otros detalles (CQ3).
Los resultados de cada CQ son transmitidos a los intervinientes y se registran para su posterior incorporación en las bases de datos.
Este proceso de mejora continua encarna nuestra búsqueda de la excelencia.

Nuestro proceso de mejora continua sigue el ciclo clásico de las actividades PDCA:



PLANEAR (Plan)

Entender el propósito del cliente. Planear, analizar y elaborar un plan de acción y de asignación de recursos.

HACER (Do)

Crear y aplicar las metodologías apropiadas, conforme el plan de acción.

EVALUAR (Check)

Controlar y evaluar periódicamente los resultados internos y con los clientes. Evaluar procesos y resultados, en comparación con los objetivos.

ACTUAR (Act)

Actuar de acuerdo con lo evaluado y con los resultados obtenidos. Aplicar mejoras. La aplicación del proceso de mejora continua para nuestra actividad tiene como referencia los objetivos generales de calidad:

"Cero errores y cero reclamaciones"