undefined

Nada es permanente, a excepción del cambio (Heráclito, hace 2500 años)

MULTILINGUES le ayuda a aprovechar el cambio, ya sea en el ámbito técnico, en la producción, en el marketing o en las ventas... MULTILINGUES le ayuda a hacer, crear, vender, innovar y llegar a su interlocutor, ya esté en Francia o en el otro lado del mundo.


En 1990 la tecnología digital dio sus primeros pasos para sustituir el móvil analógico. Motorola, que era la pionera en telefonía móvil y tenía en esa tecnología su principal mercado, dudó.

En el debate interno se discutió: ¿debía Motorola mantenerse centrada en la tecnología analógica, o pasarse a la digital? ¿Seguir con sus competencias o iniciar un nuevo rumbo en una posición de debilidad? ¿Ambas tecnologías podrían coexistir lado a lado? ¿O solo una sobrevivirá?

Los ingenieros de la empresa defendieron por completo lo analógico. Lo digital era simplemente inferior como medio para almacenar y transmitir sonido:

  • El 60 % de la información contenida en el mensaje analógico original se perdía en el proceso de digitalización.

Lo que esos ingenieros no querían ver era que, para la mayoría de los usuarios, las ventajas de la tecnología digital (pequeña dimensión y bajo precio) superaban con creces las pérdidas, en muchas ocasiones, indetectables de la digitalización.

Los ingenieros habían dedicado gran parte de sus vidas a la tecnología analógica y un cambio hacia lo digital suponía obligarlos a rebajar sus estándares y aprender mucho desde cero. Por tanto, era más fácil ver los aspectos negativos que los positivos.

Y el resultado final fue que la conversión de Motorola al mundo digital llevó mucho más tiempo de lo necesario. Como consecuencia, la empresa perdió el liderazgo en la industria que había inventado en 1973 contra un novato, Nokia, y en la actualidad ha terminado siendo una mera marca adquirida por la china Lenovo. También Sony, otro gigante de la tecnología analógica, perdió cuota de mercado debido a su preferencia por esta tecnología.

En la música grabada, la sustitución del vinilo (analógico y con sonido de mejor calidad) por el CD (digital) y por último la opción del streaming online fue natural porque lo digital ya estaba con nosotros.

De hecho, hasta la propia invención del teléfono encontró resistencias, pues nadie creía que fuera útil.

En una conferencia sobre el uso de la nueva tecnología de impresión 3D en la industria, todo el mundo encontraba razones para no usarla:

  • Una joven se subió al podio y dijo: «Menos mal que no les encontré antes. De lo contrario, mi empresa no habría facturado 40 millones de dólares el año pasado. Están tan ocupados buscando lo que la impresión 3D no puede hacer, ¡que prefieren ignorar lo que sí puede hacer!»

Esta reacción ante lo nuevo es recurrente. La perspectiva de abandonar inversiones ya realizadas y todavía no amortizadas es aterradora, sin asumirse que sencillamente mantener ese camino conduce al desastre.

El secreto para evitar la estagnación y la resistencia al cambio es un proceso en el que se dice: «Sí, vamos a hacerlo».

Este proceso de SÍ, VAMOS A HACERLO, puede resumirse en cuatro pasos:

1. Reunir el conocimiento actualizado a partir del exterior.

No confíe únicamente en los especialistas internos: algunos de ellos pueden ser guardianes del status quo. Descubra quién está haciendo qué. Hable con las universidades e incluya a sus especialistas en equipos mixtos de aprendizaje, pero asegúrese de que no dominan la discusión.

2. Dé un pequeño paso cada vez.

Construya conocimientos y reduzca la resistencia interna a través de experiencias incrementales, explore y adáptese a nuevos desarrollos tecnológicos u otros.

3. Concéntrese y defina las prioridades.

Ninguna empresa puede explorar muchas posibilidades de una sola vez. Debe empezar con las opciones más prometedoras y viables, y construir a partir de cada pequeña victoria.

4. Mire a largo plazo.

¿Qué es lo que el presente prepara para el futuro? ¿Cuáles son los posibles escenarios? ¿Cómo prepararse para los escenarios más probables en el futuro? ¿Cuáles son los posibles cambios sociales y políticos?

MULTILINGUES es una empresa de traducción con más de diez años de experiencia en los mercados portugués e internacional, y ya ha traducido más de 200 millones de palabras. Póngase en contacto con nosotros, y ayudaremos a su empresa en los campos más diversos

(con contribuciones de Harvard Business Review)