Empresa de traducción certificada por la ISO 17100 ofrece servicios de traducción en Europa y en todo el mundo

Nuestra oferta en traducción: mejores precios, plazo y calidad. Nuestra empresa cuenta exclusivamente con traductores nativos en las áreas de las traducciones técnica y jurídica. Somos especialistas en diversos ámbitos y veinticinco idiomas.

viñeta

Asimismo, en los idiomas español, francés, inglés, portugués, italiano y alemán ofrecemos los mejores precios, plazos y calidad del mercado (Benchmarck de junio de 2016).

viñeta

En M21 Global ofrecemos traducciones, por medios propios, en diversas áreas técnicas, por ejemplo: alimentación, medioambiente, arqueología, arquitectura, concursos, contratos, construcción civil, ingeniería, finanzas, gestión, instrumentación, juegos, márquetin, procesos judiciales, propuestas a concursos, salud, seguros, textos técnicos/jurídicos y mucho más.

viñeta

Entregamos valor y seguridad al cliente, utilizando tecnología y procesos avanzados en las diferentes fases de traducción.

Certificación ISO 17100 apet EUATC GALA

Novedades en Nuestro Blog

Nueve hábitos a eliminar su vida para un 2017 de éxito

¿Qué tal si deja de lado viejos hábitos y acaba bien el año? Al comienzo de cada nuevo año, la mayoría de la gente redacta una lista con los objetivos que quiere cumplir. Sin embargo, serán pocos los que se materialicen antes de diciembre. Uno a uno, gran parte de los propósitos caerán en el olvido a lo largo del año, o en muchos casos, incluso en enero. Empresarios, traductores y otros profesionales podrían ser más felices si abandonaran algunos malos hábitos que los perjudican, restan productividad y les impiden alcanzar éxito y satisfacción personal. 1. Abuso de las redes sociales y (peor aún) su uso durante la jornada laboralLas redes sociales son la principal causa de procrastinación en el puesto de trabajo. Perderse entre publicaciones de Facebook puede ser divertido, pero conduce a la inoperancia y a la falta de concentración. No entre en Facebook, Instagram, Twitter y otras redes sociales en horario laboral. Igualmente, desconecte las notificaciones en su teléfono. Si alguien tiene una urgencia apremiante, se pondrá en contacto con usted a través de una llamada, no de un mensaje. 2. No sea multitareaUn estudio realizado por la Universidad de Utah, en Estados Unidos, muestra un resultado bastante sorprendente: solo el 2 % de las personas tiene capacidad para realizar más de una tarea a la vez. Según esta investigación, el cerebro de los llamados supertasking es diferente del 98 % restante de la población. Siendo así, dado que la probabilidad de formar parte del grupo de los que realmente pueden llevar a cabo más de dos tareas a la vez es reducida, no malgaste tiempo intentándolo. Cuando quiera concentrarse en lo que tiene que hacer, cierre todas las ventanas del navegador y los programas de su ordenador, excepto las que sean indispensables para realizar la tarea que tiene entre manos. 3. Nada de comparacionesNunca se puede ganar en el juego de las comparaciones. Siempre existirá alguien más inteligente, más guapo, más rico y (aparentemente) más feliz. Los profesionales deben ser capaces de centrarse en sí mismos, en sus objetivos, salud y estado de ánimo. 4. Acabe con las protestasDe hecho, no vale la pena quejarse constantemente de todos los males del mundo y protestar por todo y por nada. Preste atención a lo que dice. Sus palabras no solo le afectan a usted, sino también a todos los de su alrededor. Cuantas más cosas más positivas diga, más cosas positivas sucederán. El profesional debe ser optimista. Un cierto grado de escepticismo siempre es positivo, pero el pesimista no cambia el mundo, no motiva a los demás, ni tiene ideas innovadoras. El pesimista solo transmite su estado de ánimo a las personas de su entorno. 5. No pierda el tiempo con personas negativasSi determinadas personas no lo aman ni lo apoyan, apártelas de su vida. Sin embargo, no se trata de buscar un enfrentamiento, sino de dejar de estar disponible para ellas. Estas personas no notarán su falta de disponibilidad, pues están muy centradas en sí mismas. 6. Líbrese de reuniones largas e innecesariasMenos reuniones significan más productividad. Seleccione la reunión, exponga sus ideas, trate los puntos del orden del día y una vez hecho, siga con lo que tiene que hacer. Las reuniones deben ser productivas. Cree un orden del día para cada reunión con los temas que deba abordar. Cuando verifique los temas que tratará, pregunte también a sus compañeros en qué tarea están trabajando y cuál han finalizado ya. Este método funciona mejor y reducirá a la mitad el tiempo empleado en reuniones. 7. Deje de sabotearse a sí mismoMuchos profesionales viven la vida escuchando una voz en su cabeza que constantemente les repite que "no son lo suficientemente buenos" o que "no son capaces". Es importante dejar atrás este hábito y estimular otro más positivo que le haga ser productivo. Trabajar, hacer ejercicio y contribuir de forma positiva a la sociedad pueden ser algunos de los hábitos que pueden hacerle sentir más feliz, realizado y exitoso. 8. No se jacte de los objetivos que todavía no ha cumplidoEn una conferencia de TEDGlobal en 2010, el empresario Derek Sivers explica la siguiente idea: cuando alguien anuncia al mundo los objetivos que pretende alcanzar, el cerebro entiende que ya los ha conseguido. Esto implica que el esfuerzo y la concentración necesarios para alcanzarlos será inferior. 9. Preocúpese solo de lo que está bajo su controlSi es empresario, recuerde que existen un sinfín de variables que están fuera de su control. No sirve de nada pasar las noches pensando y preocupándose por lo que no es posible resolver. Es una pérdida de tiempo, energía y recursos. Solo podemos controlar lo que comemos, lo que pensamos y lo que hacemos. En lugar de centrarse en nuevos hábitos que adoptaremos o en nuevos objetivos que queremos perseguir, centrémonos en esos hábitos que nos frenan y nos impiden ser mejores e intentemos cambiarlos poco a poco o eliminarlos de nuestra vida para poder ser más productivos. Todavía quedan 5 meses hasta nochevieja. Si conseguimos acabar con algunos de estos hábitos negativos, habremos conseguido tener un año de éxito y más acorde con nuestras expectativas. (Consulte también https://www.inc.com/chris-dessi/17-bad-habits-you-need-to-kill-in-2017-to-be-more-successful.html)
Leer Más...

No evite las conversaciones difíciles

Permitir que una situación que debe resolverse se alargue en el tiempo, evitando o posponiendo una conversación difícil, puede perjudicar el clima en el local de trabajo. Los comportamientos no deseados pueden perpetuarse en el tiempo, consolidando actitudes, contagiando a otros colaboradores y haciendo que la conversación, que inicialmente podría ser fácil, cada vez sea más difícil. Vaya directamente al grano.Tras los saludos iniciales y la muestra de interés por la otra persona al inicio de la conversación para crear un buen clima, aborde el asunto sin más rodeos. No dé vueltas para expresarse y no tenga prisa. Exponga los hechos o la situación que deba aclarar sin mostrar una actitud juzgadora. Este estilo de comunicación es más abierto y menos amenazante. Trate a su interlocutor como le gusta que le traten.Existe la vieja máxima de que debemos tratar a los otros como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Pero las personas no son todas iguales y no todos los estilos de comunicación son iguales para todos. Lo que es importante para usted, puede no ser importante para los demás y, de igual forma, detalles que para usted no tienen importancia, pueden ser cruciales para la otra persona. Tenga en cuenta la persona que tiene delante e intente percibir qué estilo de comunicación es más el eficaz con ella. Trátela como le gustaría que la trataran. En una conversación difícil prevalece la emoción.La otra parte puede tener razón o creer que la tiene, por lo que debe darle la oportunidad de expresar su punto de vista. No asuma que usted está 100 % seguro de sus convicciones o que la otra persona está completamente equivocada. Aunque discrepe de lo que dice, en lugar de negarlo de inmediato, haga preguntas para forzar que la otra parte a reflexione y dese tiempo (a usted) para pensar sobre las respuestas apropiadas. Cuando haya desacuerdos, debe estar preparado para escuchar, hacer preguntas de aclaración y solo después de ello expresar su punto de vista. No es necesario hablar mucho, lo más importante es escuchar para lograr comprender o rebatir el punto de vista de su interlocutor. Muéstrese atento a lo que se le dice y anime a la otra parte a desarrollar su pensamiento. Haga preguntas abiertas que no puedan contestarse son un mero «sí» o «no». Asegúrese de que ambos se están entendiendo, reformulando lo que se ha dicho para obtener la confirmación de la otra parte. Por encima de todo, no evite las conversaciones difíciles solo porque cree que podrán ser desagradables. Espere el mejor escenario posible, pero prepárese para el peor. (Consulte también https://hbr.org/2017/05/how-to-have-difficult-conversations-when-you-dont-like-conflict)
Leer Más...

¿Qué es una traducción jurada?

Las traducciones juradas son firmadas por un traductor, y su firma se certifica en un notario o abogado. Una traducción jurada se constituye de las siguientes tres partes: 1) El documento o texto en el idioma original. 2) El texto traducido en el idioma de llegada. 3) Un documento firmado por el traductor, certificado por un abogado o notario, en el que declara por su honor que la traducción realizada por él es fiel a la versión original del documento. Una traducción jurada para ser utilizada en otro país contiene igualmente la Apostilla de La Haya. La Apostilla de La Haya es un documento mediante el que la Procuraduría General de la República certifica la autenticidad de los actos públicos publicados (en este caso, la certificación de la traducción realizada por un abogado o notario). Los países que aceptan la Apostilla de La Haya son solo aquellos que han ratificado o adherido al Convenio de La Haya. El sitio web del Convenio de La Haya contiene la lista de países miembros: http://www.hcch.net/es/instruments/conventions/?cid=41. Cabe recordar que la traducción jurada como tal incluye todos los documentos mencionados anteriormente. Ninguno de estos documentos puede ser suprimido ya que ello anularía la validez de la traducción jurada. Si solicita la traducción de un documento original que en el futuro pueda necesitar para otros fines, es aconsejable que no lo incluya en la traducción. En su lugar utilice una fotocopia legal del mismo. Ejemplos de este tipo de documentos: un certificado de nacimiento, un título universitario, declaraciones médicas, entre otros. En suma, todos aquellos documentos que son difíciles o imposibles de obtener nuevamente, o cuyo coste es demasiado alto. No dude en contactarnos si tiene más preguntas en relación a las traducciones juradas: info@m21global.com.
Leer Más...

Nuestros servicios

Nuestros traductores y revisores son todos nativos y se dedican exclusivamente a la traducción escrita. Esta empresa de traducciones asegura la traducción, por medios propios, de las lenguas europeas, chino y japonés.

Traducciones Técnicas y Jurídicas
Traducción de Software y Aplicaciones
Traducción de Sitios Web